La alimentación: un tema con creciente presencia en la agenda internacional

Publicado por Javier Garcia en

Una mirada innovadora a los sistemas alimentarios puede permitirnos enfrentar, desde una perspectiva integral, algunos de los principales problemas de nuestro tiempo, como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, las pandemias globales de hambre y malnutrición (por defecto y por exceso de calorías), el agotamiento de las reservas de minerales como los fosfatos, o el agotamiento de los suelos y de los reservorios de agua dulce.

En este sentido, el impulso de sistemas alimentarios localizados y sostenibles puede permitir transformar la alimentación de problema a solución.

La importancia de la alimentación en la agenda política internacional viene siendo reconocida de forma creciente, en muy distintos ámbitos y escalas. La FAO publica en 2005 las Directrices Voluntarias para alcanzar el Derecho a una Alimentación adecuada. La Agenda 2030 que recoge los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las NNUU, firmada por el Gobierno de España en 2015, recoge al menos 11 de 17 objetivos con relación directa con el sistema alimentario.

Desde hace años se vienen sucediendo acuerdos y programas internacionales que tratan de incidir en los problemas socio-sanitarios relacionados con las malas dietas, de entre los que destaca la Estrategia NAOS (lanzada en 2005). En 2017, la Nueva Agenda Urbana (Cumbre Hábitat III) incluye menciones al sistema alimentario, y en la actualidad son ya más de 200 de las principales ciudades del planeta las firmantes del Pacto de Milán sobre Políticas Alimentarias Urbanas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *